Buscar

el camino de sergio

"La vida es proyecto" M. Heidegger

la buena estrella


Hay dias que son para siempre. A pesar de la emocion, me invade una sensacion de liviandad. He conocido paisajes encantadores, personas increibles, pueblos fantasticos. He llorado muchas veces, reido, cantado, descubierto ideas renovadoras. He sido ese niño que juega con mundos. Que hace montones de piedras aqui y alla. He aprendido a gozar las pequeñas victorias de la cotidianidad. Me he sumergido en el convulso mar de lo vivo. He querido ser el que soy. 
Desde el Alto del Gozo se ve Santiago. Creo que no hay mejor manera se terminar sino es con la oracion de Occebreiro. Una hermosa oracion que dice que a pesar de que he recorrido caminos, si no he descubierto la libertad de ser yo mismo entonces no habre llegado a ningún sitio. Que a pesar de haber compartido con gentes de otra lengua, si no soy capaz de perdonar mañana al vecino, no he llegado a ningún sitio. Que a pesar de haber cargado la mochila de principio a fin, si de regreso a mi casa no soy capaz de crear fraternidad y poner alegría , paz y unidad, no he llegado a ningún sitio. Como diria un amigo que me inspiro a dar este paso, el camino apenas empieza aqui.

el sonido de la niebla

img_4175-2

Occebeiro-Triacastela, 20 km. Salgo del hotel con una niebla densa que casi se puede tocar. La etapa de hoy esta pintada por un paisaje bucolico. La vida campestre en su maxima expresion. El aroma de la lavanda se reemplaza por el del estiercol. No molesta, por el contrario, me recuerda que debo tener mas contacto con el campo cuando regrese a Colombia. Gallinas, perros, vacas, miran con curiosidad el desfile de peregrinos. Las huertas tienen de vecinas colgaderos de ropa que revelan la demografia de los hogares. Esta es mi penultima etapa. Despues de hacer varios kilometros en carro, mañana llegare a Lavacolla y luego a Santiago de Compostella. Estoy emocionado por llegar. Pero no por el simple hecho de llegar. Creo que la vida es antetodo devenir, dejar que sea ella misma intensamente. Este camino ha sido una oda a eso, a la espontaneidad.  Hoy justamente me encontre con una frase en el camino que me recuerda esto: “el peregrino se abandona al soplo de la vida superior. Hacia una meta presente en su interior. Aunque todavia permanezca oculta a su mirada” (un peregrino).

hospitalidad


Villafranca-Occebeiro, 30 km. Supuestamente la etapa mas dura del recorrido. Los ultimos 13 km son un asenso muy inclinado.  Occebeiro es un caserio en piedra que se remonta al siglo V.  Una niebla espesa nos cubre. Es una posada administrada por tres mujeres que parecen hermanas, pero que en realidad son amigas.  Una de ellas me dice que le encanta atender a los peregrinos. Que piensa en sus hijos que viajan por todo el mundo y ella quisiera que los atendieran como en casa. Con cariñito? Le digo. Pienso en mi madre, como goza atendiendo a todos los que visitan nuestra casa como si fueran peregrinos que llevaran horas de camino. Es que este camino es un tributo a la hospitalidad.  “Buen camino” logro reemplazar al hola y adios. Mientras en las ciudades ya nadie se saluda, aqui el idioma ni siquiera es un obstaculo. Las fuentes de agua gratis y potable abundan. Voluntarios marcan el camino con flechas   amarillas improvisadas sobre piedras, calles, e incluso arboles. Es imposible perderse.  De vez en cuando uno se encuentra con un puestico donde se regalan frutas y dulces. Una escenografia sencilla que atraviesa todo un pais y donde todo esta dispuesto para que uno llegue a Santiago. Todos los caminos nos llevan alli.

fluir


Rabanal del Camino-Molinaseca, 25 Km. La etapa de hoy es hermosa, un paisaje lleno de arboles de mediano tamaño y montañas gigantes. Una subida suave acompañada de una bajada empinadisima de piedras sueltas.  Dentro de los muchos escritos que son ya parte de este paisaje, hubo uno que atrapo mi atencion: “cuando tu camino se vuelve un rio, es mejor que empieces a caminar corriente arriba”.  Una pausa en la Cruz de Ferro, un icono del camino de Santiago que ha aparecido en muchas obras literarias y peliculas. Una ayuda para mostrar el camino en invierno o para marcar territorios? Quien sabe. Hoy los peregrinos descubrieron otro uso. Cuando llegan a este punto tienen el ritual de dejar una piedra que representa las cargas que tenemos en nuestras vidas y que queremos dejar atras.  Conmueve ver la montaña que se forma con lo que la gente quiere abandonar. Continuo el camino.  Llevo casi 7 horas, hace mucho calor. Los pies estan ardiendo de la fuerza que hay que tener para descender sobre tantas piedras. Llego a Molinaseca, otro pueblito hermoso atravesado por un rio. Si, un rio. Niños, familias y peregrinos se mezclan en el agua. Sin pensarlo dos veces me quito la mochila, la camisa y los zapatos y me tiro clavado desde una varanda. El frio es indescriptible, pero renovador. Nado con la corriente.

cantos


Anoche en el monasterio a las 9:30 pm hubo una celebracion para los peregrinos. En la puerta me encuentro con un padre-monje que me pregunta si hablo español. Me pide que sea yo quien lea la oracion esa noche. Soy el elegido. Me lleva con el a la nave central donde queda el coro. Dos bancas enfrentadas entre si. Me pide que me siente al lado suyo. Es un hombre agradable. Ahi estamos en silencio, dos monjes al frente mio, el monje oficiante, y yo. Soy uno mas de ellos, pienso. Comienza la celebracion y me aseguro de doblar el papel por la esquina en la pagina donde esta la oracion que me toca leer. Todo esta en latin menos la oracion que me ha tocado, confio en que me haran una seña en su momento. Me enredo en le momento de la bendicion, es para la derecha o para la izquierda? Comienzan los cantos gregorianos. Es un canto que resuena en el alma, casi en extasis. Llega mi momento. Es una bella oracion que habla del justo momento en que los peregrinos llegan a Santiago: “Y ya no habrá más noche, y no tendrán necesidad de luz de lámpara ni de luz del sol, porque el Señor Dios los iluminará, y reinarán por los siglos de los siglos”. Se termina la celebracion.

ecce homo


Astorga-Rabanal del Camino, 20 km. Cuantos años tiene la iglesita? No es una iglesia, es una Ermita. Me corrige una señora a la entrada. Me atrajo el nombre Ecce Homo (Ese es el hombre) a la entrada. Puede ser el nombre en latin. O tal vez que me hace pensar del libro de Nietzsche “Ecce Homo: Como se llega a ser lo que se es”. Quedo asombrado con la figura de Cristo en el altar. Un Cristo de pie, sin cruz, en una posicion que lo hace ver relajado. Podria pasar por un peregrino refrescandose afuera de una tienda, con las manos cruzadas y apoyadas sobre un baston. Mirando al piso, casi distraido. Puedo verlo salir por la puerta caminando. Su cuerpo habla. Ecce Homo es el Cristo Doliente. La espontaneidad de la representacion me hace pensar en algo que leia ayer sobre la libertad. Ese acto posibilitante, que nos recuerda que no estamos confinados a un solo ser. Donde por medio de la espontaneidad se va generando un ser impredecible. Por eso la libertad nos asusta. Leia, que la libertad es un movimiento contrario a la calma que nos empuja a la externidad y nos confronta. Para el miedo que nos da la libertad, mas libertad. Movernos, avanzar, equivocarnos. Ese Cristo actuaba espontaneamente, era el mismo en ese preciso momento. Asi llegamos a ser lo que somos. Esta noche asistire a una celebracion con cantos gregorianos.  

fantasia

img_3839

Leon-Hospital Orbigo, 31 k, 8 horas. Todos los dias morimos un poco. Es lo primero que pienso cuando veo, con envidia, a un par de chicos bañarse en un riachuelo. Decia Heraclito que no nos bañamos en el mismo rio dos veces. Es la forma como seguimos descubriendo cosas nuevas todos los dias. La vida es devenir. Comienzo una serie de juegos para no aburrirme. Cuento los numeros pero cuando llego al 40 paro del cansancio. Se me ocurre algo mas entretenido. Cuales son las personas que mas me han influido en la vida? Muchos rostros empiezan a aparecer. Luego el juego se vuelve pensar que tienen en comun. Son personas curiosas, que les gusta darlo todo a otras personas, que gozan mucho con muy poco. Hay un rostro que sobresale sobre los demas. Se trata de mi abuelo. Me imagino que camina al lado conmigo. Como lo hubiera disfrutado. Las tres cosas que mas le gustaban: la fe, la naturaleza y el arte. Le tendria muchas preguntas mientras caminamos. Que pensaba de Marx o de Budha? Que dia de la historia le hubiese gustado vivir? Como hacia para ser tan alegre? Todo el tiempo se la pasaba admirando y agradeciendo. Nunca estuvo en Europa pero conocia mas que cualquiera. Solo una mente fantasiosa es capaz de lograr esto. A el le debo el regalo de la fantasia. Este camino es tambien por ti abuelo, es un homenaje por haberme mostrado un camino. Como una señal enviada por el, me encuentro de frente con un grafiti que dice: “no hay camino sin mi”. El camino no es un lugar, nos muestra lo que ya sabemos. La cotidianidad es el gran maestro.

mistica


Dia de descanso en Leon. Una ciudad hermosa. Leon es una mujer. Una mezcla entre La Habana, Cuba, Cartagena, Praga y Roma. Un dia mistico que comienza en la catedral. Un edificio gotico con unos vitrales hermosos que convierten esa mole de piedra en un espacio calido. Una metafora para el alma. El exterior derritiendose ante el sol interior. Hay que dejar que entren todo tipo de sentimientos. La belleza de los vitrales esta en que un solo rayo de luz pasa por una variedad de colores que forman una figura que no queremos dejar de ver. A la salida conozco a Sebastian, un musico callejero Holandes que toca guitarra clasica. No me habia dado cuenta cuan melancolica es la guitarra. Tenemos una buena conversacion donde trato de contarle lo importante que es la guitarra en mi pais. Sigo caminando por las callejuelas de Leon cuando me dejo atraer por un organo en una iglesia. Un organo descomunal para una iglesia tan pequeña. Cierro los ojos y no paro de sonreir. No hay instrumento mas conmovedor. Un instrumento que resuena en el alma. Paso el dia en placitas y cafes, leyendo y escribiendo. Termino el dia en una iglesia donde hacen una oracion a los peregrinos. En el altar se encuentra un grupo de siete preregrinos que aun con sus mochilas repiten los cantos y oraciones. Cuando escucho el coro “Llevameee a Santiago” se me ponen los pelos de punta. 

marcalibros


Carrion de los Condes – Sahagun, 42k. Nuevamente una maraton. Esta vez el clima ayudo. Un paisaje mas bien apacible, muy recto. La sorpresa del dia vendra cuando me encuentro un campo florecido de girasoles. Todo alineados mirando para el mismo lado, como si estuvieran posando para una foto. A mitad del camino paro a almorzar. Todavia no reconozco la diferencia entre bar, cafeteria o cantina. Menos entre bocadillos, pinchos o tapas. El hambre es una sola. Hay un grupo de turistas ruidosos en el bar. Despues de tanto silencio me divierto con sus carcajadas y gritos. Se ven felices. Faltan casi 2 km para terminar, el agua se acaba. En ese momento me encuentro con un coreano de 24 años y comenzamos a conversar. Hace el camino porque quiere ganar confianza. Se rie de el mismo porque estudio literatura inglesa pero no habla bien ingles. Me recuerda a un buen amigo coreano que tuve hace 20 años. Matamos el tiempo con unas clases de español. Como se dice estoy cansado? Pregunta. Y como se dice, pero estoy feliz tambien? Me hace reir. Anoche leia que la felicidad no esta el la meta sino en el rumbo o en el camino. Mantenerse en el camino. Me hace pensar en esto. Llegamos y nos miramos felices, nos damos un abrazo torpe por las mochilas. Saca de su mochila un pequeño sobrecito con un marcalibros de regalo. Antes se habia enterado que uno de mis hobbies es leer. Me despido con una venia.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑